Cuerpo de mujeres que practican yoga

Beneficios del yoga

En las últimas décadas se ha disparado el interés por las versiones modernas de la antigua práctica del yoga. Han aparecido estudios por todas partes y los “pantalones de yoga” o leggings ajustados se han hecho tan populares como los vaqueros. Pero aún así, muchos estadounidenses no han probado esta práctica. Si usted es uno de ellos, esto es lo que necesita saber para empezar.
El yoga significa cosas diferentes para cada persona. Para algunos, es un ejercicio. Para otros, es una forma de conectar con algo más allá de su físico. Y para muchos, es ambas cosas.  Una vez más, es importante señalar que el yoga es una práctica antigua que se remonta a miles de años, posiblemente al 2700 a.C. De hecho, el “yoga” se menciona en las escrituras indias más antiguas que se conocen, los Vedas.El yoga llegó por primera vez a América desde la India a través de maestros como Paramahansa Yogananda en 1920 e Indra Devi en la década de 1940, y desde entonces ha crecido y cambiado.La mayoría de las escuelas de yoga americanas de hoy en día hacen más hincapié en el componente físico de la práctica que en otras áreas que se centran en la mente, la respiración y el ser interior. Susanna Barkataki, fundadora de Ignite Yoga and Wellness Institute, que dirige Honor Yoga Trainings, cree que esta versión incompleta del yoga diluye su poder. “Una práctica que pretende ser liberadora ve reducida su capacidad de serlo”, afirma.

El yoga tonificante antes y después

Si hoy has hecho tu postura de yoga del “perro hacia abajo”, probablemente te sientas más relajado. Independientemente de su nivel de experiencia en yoga, si lo practica con regularidad, puede sentirse mejor de pies a cabeza.
El yoga ofrece beneficios para la salud física y mental de personas de todas las edades. Y, si estás pasando por una enfermedad, recuperándote de una cirugía o viviendo con una condición crónica, el yoga puede convertirse en una parte integral de tu tratamiento y potencialmente acelerar la curación.
Un terapeuta de yoga puede trabajar con los pacientes y elaborar planes individualizados que colaboren con sus terapias médicas y quirúrgicas. De esta manera, el yoga puede apoyar el proceso de curación y ayudar a la persona a experimentar los síntomas con más centrado y menos angustia.
El yoga es tan bueno como los estiramientos básicos para aliviar el dolor y mejorar la movilidad de las personas con dolor lumbar. El Colegio Americano de Médicos recomienda el yoga como tratamiento de primera línea para la lumbalgia crónica.
Póngase a cuatro patas, colocando las palmas de las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Primero, inhala y deja que tu estómago baje hacia el suelo. A continuación, exhala mientras llevas el ombligo hacia la columna vertebral, arqueando la columna como un gato que se estira.

Fotos del cuerpo del yoga antes y después

El yoga ha ganado una increíble popularidad en los últimos años y, según algunas estadísticas reveladoras sobre el yoga, más de 30 millones de personas en Estados Unidos practican esta disciplina india de 5.000 años de antigüedad. No es de extrañar que el yoga se haya hecho tan popular; aporta numerosos beneficios para la salud mental y física y promueve la atención plena.
Los investigadores han revelado que esta práctica es especialmente beneficiosa para las personas con hipertensión. La práctica del yoga puede reducir la presión arterial sistólica (la cifra superior) en 26 puntos y la diastólica (la cifra inferior) en 15 puntos.
Investigadores de Noruega han descubierto que el yoga afecta a la expresión de los genes y altera el sistema inmunitario a nivel celular, lo que hace que el sistema inmunitario sea más fuerte. La mayoría de las personas que practican yoga gozan de buena salud. Consiguen un aumento de la inmunidad y combaten la gripe de forma más eficaz que los que no practican esta disciplina.
Hace unos años, algunos estudios revelaron que la práctica regular del yoga podía ayudar a combatir tanto las inflamaciones crónicas como las periódicas. Además, los estudios también demuestran que el yoga es beneficioso para la salud de las mujeres, concretamente para las supervivientes de cáncer de mama que luchan contra la inflamación y la fatiga.

Cuerpo de yoga femenino

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Si la omnipresencia de los pantalones de yoga y el equipo asociado no lo ha delatado ya, el yoga está dejando su huella en la cultura estadounidense. Según una encuesta “Yoga in America” realizada por Yoga Journal y Yoga Alliance, en 2016 había aproximadamente 36,7 millones de practicantes de yoga en Estados Unidos, frente a los 20,4 millones de 2012. Eso es un crecimiento de más del 50% en sólo cuatro años.
Es posible que hayas tenido algunas nociones preconcebidas sobre el yoga que te impiden empezar. Si ese es el caso, es hora de aclarar las cosas. He aquí una explicación realista de la práctica.
Decir que hay que ser flexible para hacer yoga es como decir que hay que estar en forma para ir al gimnasio, o que hay que estar limpio para ducharse. Puede que haya una relación entre el yoga y la flexibilidad, pero ser flexible no es un requisito previo para hacer yoga.