Estiramientos para el psoas

Cómo estirar el músculo psoas con el rodillo

Este artículo ha sido redactado por Brendon Rearick. Brendon Rearick es entrenador personal, entrenador de fuerza, director de programas de fitness y cofundador de Certified Functional Strength Coach (CSFC), una empresa de formación de fitness en el área de la bahía de San Francisco. Con 17 años de experiencia en la industria del fitness, Brendon se especializa en fuerza y acondicionamiento, y su empresa CSFC ha certificado a más de 3.000 entrenadores en más de 20 países. Brendon ha trabajado como Director de Programa para Mike Boyle Strength and Conditioning (MBSC) y obtuvo su licencia de terapia de masaje del Instituto Cortiva-Boston. Brendon es licenciado en Kinesiología por la Universidad de Massachusetts Amherst.
Los músculos del psoas son músculos profundos que forman parte de los flexores de la cadera. Tienes uno a cada lado del cuerpo, y su principal responsabilidad es levantar los muslos hacia el torso. También proporcionan estabilidad a la parte baja de la espalda, la pelvis y las caderas. Puede tener los músculos del psoas tensos si pasa la mayor parte del día sentado, ya sea en el trabajo o en el coche. Para tratar un psoas tenso, fortalece el propio músculo junto con los músculos y tendones circundantes[1].

Estiramiento del psoas de rodillas

Puede que no pienses en ello mientras practicas yoga, pero en lo más profundo del centro de tu cuerpo, bajo las capas de piel, músculos y órganos, se encuentra el psoas. Es el más profundo de tus músculos centrales, el núcleo mismo de tu núcleo.
En realidad tienes dos músculos psoas, uno a cada lado del cuerpo. Cada uno comienza en la duodécima vértebra torácica y se une allí y a cada una de las cinco vértebras lumbares inferiores. A continuación, se conecta y se mezcla con los músculos iliacos que recubren el interior de los huesos de la pelvis, y luego se extiende por la parte delantera de la pelvis y se une al trocánter menor del fémur, una “perilla” situada en la parte interna del hueso superior del muslo.
Aunque el psoas se suele agrupar con los flexores de la cadera, esta clasificación no da una idea adecuada de las muchas formas en que este músculo central clave mantiene el equilibrio físico, mental y emocional.
Al ser el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas, el psoas crea un puente entre la parte superior e inferior del cuerpo. Este puente permite que tu cuerpo se mueva con fluidez mientras caminas, guiando la transferencia de peso del tronco a las piernas y estabilizando la columna vertebral mientras las piernas se mueven.

Alivio del dolor del músculo psoas

Técnicamente, tenemos cinco músculos flexores de la cadera principales, pero uno de ellos parece ser el centro de atención mucho más que los demás: el “poderoso psoas”. El psoas parece ser uno de los músculos más populares; ha sido objeto de innumerables artículos, varios libros y no me sorprendería que hubiera una canción sobre él en algún lugar. Tiene muchos apodos: “psoas obstinado”, el “bromista oculto”, el “gran pretendiente” y muchos otros. Se ha afirmado que el psoas es vital para el bienestar físico, emocional y espiritual. Esta historia de amor ha dado lugar a innumerables sugerencias sobre cómo acceder y estirar el psoas, que normalmente se reducen a una postura con la rodilla en el pecho o a una zancada de algún tipo. Sin embargo, la pregunta es: ¿es siempre apropiado estirar un psoas tenso? ¿Y existe una diferencia entre estirar el psoas y liberarlo? Exploremos.
La razón por la que el psoas es tan popular es porque tiene muchas funciones importantes. A nivel estructural, es responsable de estabilizar la columna vertebral y flexionar la cadera. También ayuda a la rotación de la cadera hacia fuera y a la aducción (moverla hacia la línea media). Una de las cosas más significativas es que conecta las piernas con la columna vertebral, lo que significa que lo que se hace con las piernas puede afectar a la columna.

Liberación emocional del psoas

A continuación te presentamos algunas técnicas de estiramiento para mejorar la longitud de tu músculo iliopsoas.  Estiramiento de la zancada del músculo psoasEstiramiento de la zancada:  Comienza en posición de embestida, con la cadera que estás estirando como pierna de atrás. Mueve las caderas y el torso hacia delante todo lo que puedas y asegúrate de que la rodilla trasera no se desliza hacia delante. Mantén el torso erguido y el pecho hacia delante. Puedes añadir un mayor estiramiento incorporando una inclinación pélvica anterior, metiendo los glúteos por debajo de ti y moviendo el hueso pélvico hacia ti.
Estiramiento Thomas del músculo psoasEstiramiento Thomas:  Túmbate en el borde de una cama/mesa y tira de la rodilla hacia ti. Deje que la otra pierna cuelgue del borde de la cama y manténgala relajada. Debe sentir un tirón en la parte delantera de la cadera o del muslo. Este estiramiento es para la pierna que cuelga.
Estas son las dos posiciones principales que utilizo para estirar los flexores de la cadera, y las que recomiendo a mis pacientes. Sin embargo, hay muchas progresiones que incorporan diferentes músculos y diferentes partes del cuerpo en un solo estiramiento que puedes probar si encuentras que estos dos no te dan mucho estiramiento.  Estiramientos alternativos Músculo psoas