Frases celebres de buda

Citas de buda sobre la vida

“Para gozar de buena salud, para traer la verdadera felicidad a la propia familia, para traer la paz a todos, uno debe primero disciplinar y controlar su propia mente. Si un hombre puede controlar su mente puede encontrar el camino hacia la Iluminación, y toda la sabiduría y la virtud vendrán a él de forma natural.”
“Así como los tesoros se descubren de la tierra, la virtud aparece de las buenas acciones, y la sabiduría aparece de una mente pura y pacífica. Para caminar con seguridad por el laberinto de la vida humana, se necesita la luz de la sabiduría y la guía de la virtud.”
“En el viaje de la vida, la fe es el alimento, las acciones virtuosas son un refugio, la sabiduría es la luz de día y la atención correcta es la protección de noche. Si un hombre vive una vida pura, nada puede destruirlo”.
“Puedes buscar por todo el universo a alguien que sea más merecedor de tu amor y afecto que tú mismo, y esa persona no se encuentra en ninguna parte. Tú mismo, tanto como cualquiera en todo el universo mereces tu amor y afecto”.

Citas cortas de buda

“No hay nada más terrible que el hábito de la duda. La duda separa a las personas. Es un veneno que desintegra las amistades y rompe las relaciones agradables. Es una espina que irrita y hiere; es una espada que mata”.
“No creas en nada simplemente porque lo has oído. No creas en nada simplemente porque se habla y se rumorea por muchos. No creas en nada simplemente porque se encuentra escrito en tus libros religiosos. No creas en nada simplemente por la autoridad de tus maestros y ancianos. No creas en las tradiciones porque se han transmitido durante muchas generaciones. Pero después de la observación y el análisis, cuando encontréis que algo está de acuerdo con la razón y es conducente al bien y al beneficio de todos y cada uno, entonces aceptadlo y vividlo.”
“Levantémonos y seamos agradecidos, porque si no aprendimos mucho al menos aprendimos un poco, y si no aprendimos un poco, al menos no nos enfermamos, y si nos enfermamos, al menos no nos morimos; así que, seamos todos agradecidos.”

Citas de buda sobre el karma

“1. Acepta todo tal y como es.2. No busques el placer por sí mismo.3. No dependas, bajo ninguna circunstancia, de un sentimiento parcial.4. Piensa con ligereza en ti mismo y con profundidad en el mundo.5. Despréndete del deseo durante toda tu vida.6. No te arrepientas de lo que has hecho.7. Nunca tengas celos.8. Nunca te dejes entristecer por una separación.9. El resentimiento y la queja no son apropiados ni para uno mismo ni para los demás.10 No te dejes guiar por el sentimiento de lujuria o de amor.11. En todas las cosas no tengas preferencias.12. Sé indiferente al lugar donde vives.13. No persigas el sabor de la buena comida.14. No te aferres a las posesiones que ya no necesitas.15. No actúes siguiendo las creencias consuetudinarias.16. No colecciones armas ni practiques con ellas más allá de lo útil.17. No temas a la muerte.18. No busques poseer ni bienes ni feudos para tu vejez.19. Respeta a Buda y a los dioses sin contar con su ayuda.20. Puedes abandonar tu propio cuerpo pero debes preservar tu honor.21. Nunca te alejes de la Vía”.

Nadie nos salva sino nosotros mismos….

Lojong (Tib. བློ་སྦྱོང་,Wylie: blo sbyong) es una práctica de entrenamiento mental en la tradición budista tibetana basada en un conjunto de aforismos formulados en el Tíbet en el siglo XII por Chekawa Yeshe Dorje. La práctica consiste en refinar y purificar las motivaciones y actitudes propias.
Los aproximadamente cincuenta y nueve lemas que forman el texto raíz de la práctica de entrenamiento mental están diseñados como un conjunto de antídotos para los hábitos mentales no deseados que causan sufrimiento. Contienen tanto métodos para ampliar el punto de vista hacia la bodhicitta absoluta, como “Encuentra la conciencia que tenías antes de nacer” y “Trata todo lo que percibes como un sueño”, como métodos para relacionarse con el mundo de forma más constructiva con la bodhicitta relativa, como “Sé agradecido con todo el mundo” y “Cuando todo vaya mal, trata el desastre como una forma de despertar”.
Se afirma que Chekhawa curó la lepra con el entrenamiento mental. Según un relato, se fue a vivir con una colonia de leprosos y realizó la práctica con ellos. Con el tiempo, muchos de ellos se curaron, llegaron más leprosos y, finalmente, personas sin lepra también se interesaron por la práctica. Otra historia popular sobre Chekhawa y el entrenamiento mental se refiere a su hermano y a cómo le transformó en una persona mucho más amable[7].