Meditacion guiada para principiantes

Vipassanā

“En la tradición budista, la palabra ‘meditación’ equivale a una palabra como ‘deporte’ en EE.UU. Es una familia de actividades, no una sola cosa”, dijo el director del laboratorio de neurociencia de la Universidad de Wisconsin, el doctor Richard J. Davidson, a The New York Times. Y las diferentes prácticas de meditación requieren diferentes habilidades mentales.
Es extremadamente difícil para un principiante sentarse durante horas y no pensar en nada o tener una “mente vacía”. Tenemos algunas herramientas, como un DVD de meditación para principiantes o una diadema que detecta el cerebro, para ayudarte en este proceso cuando estás empezando a aprender a meditar de la mejor manera. En general, la forma más fácil de empezar a meditar es concentrarse en la respiración. Un ejemplo de uno de los enfoques más comunes de la meditación es la concentración.
La meditación de concentración implica centrarse en un solo punto. Puede consistir en seguir la respiración, repetir una sola palabra o mantra, mirar fijamente la llama de una vela, escuchar un gong repetitivo o contar las cuentas de un mala. Dado que centrar la mente es un reto, un principiante puede meditar sólo unos minutos y luego ir aumentando la duración.

Ver más

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Reconozcámoslo: Encontrar la paz y la calma en el caos de la vida puede ser un verdadero desafío, especialmente cuando se intenta equilibrar el trabajo, las obligaciones sociales, la familia y la vida personal. Ahí es donde la meditación guiada puede ayudar. En tan sólo 10 minutos al día, puedes desarrollar una práctica de meditación que se adapte a tu horario y te dé el espacio necesario para relajar tanto tu mente como tu cuerpo.
Los beneficios de la meditación van mucho más allá de la relajación. De hecho, una práctica regular de la meditación podría ayudar a reducir la ansiedad, la depresión, el insomnio, el dolor general y la presión arterial alta. ¿Y lo mejor? Es segura, accesible y se adapta fácilmente a tu día. Y no te preocupes por buscar entre miles de vídeos de YouTube y sitios web para encontrar uno que puedas probar: Nosotros hemos hecho el trabajo por ti. Estas son nuestras mejores opciones de meditación guiada.

Mindfulness en lenguaje sencillo

“Algunas personas se quejan de tener que dedicar tiempo a su día”, dice Atman Smith, que enseña meditación a comunidades desfavorecidas de Baltimore. “Pero la práctica es importante. Es una herramienta que puedes utilizar para volver al presente en situaciones de estrés”.
Pero no debemos dejar de ser conscientes cuando dejamos de meditar. “El propósito de la meditación de atención plena es llegar a ser consciente en todas las partes de nuestra vida, de modo que estemos despiertos, presentes y con el corazón abierto en todo lo que hacemos”, dijo Tara Brach, una popular profesora de meditación con sede cerca de Washington, D.C. “No sólo cuando estamos sentados en el cojín”.
La meditación de atención plena no consiste en dejar vagar los pensamientos. Pero tampoco se trata de intentar vaciar la mente. En cambio, la práctica consiste en prestar mucha atención al momento presente -especialmente a nuestros propios pensamientos, emociones y sensaciones-, sea lo que sea lo que esté ocurriendo.
Además de las instrucciones básicas de meditación, hemos recopilado meditaciones guiadas para algunos ejercicios populares, como el escaneo del cuerpo, la meditación a pie y la alimentación consciente. “Cada una de las prácticas de atención plena aplicadas da vida a una experiencia que, de otro modo, podría ser más automática”, afirma Brach.

Vayas donde vayas, ahí tienes…

Así que has decidido empezar a cuidar la salud de tu mente meditando. ¿Pero por dónde empezar? ¿Cómo empezar? ¿Qué es lo básico? ¿Qué se siente? ¿Qué se puede esperar? Todas son preguntas perfectamente normales y, por suerte para ti, estamos aquí con las respuestas que necesitas para empezar.
Empieza tu prueba gratuitaAsí que quieres empezar a meditarA la mayoría de los que meditan por primera vez les resulta extraño sentarse en silencio, sentarse con sus pensamientos y sentimientos más íntimos, sentarse y no hacer nada – las mismas cosas a las que, curiosamente, la mente tiende a resistirse. Para un principiante, la meditación puede resultar inicialmente un poco extraña, incluso desalentadora, pero no pasa nada. La gente lleva meditando desde hace unos 3.000 años, y sin duda muchos han experimentado las mismas reticencias, inquietudes o asombro que suelen sentir los que meditan por primera vez.
Quizá quieras empezar a meditar porque quieres ser menos reactivo, sentirte menos estresado o estar más concentrado. Tal vez meditar forme parte de un plan de desarrollo personal más amplio. O tal vez quieras mejorar tus relaciones con los que te rodean. Sea cual sea el motivo, entrenar la mente mediante la meditación es entrenar la conciencia, y entrenar la conciencia ofrece el potencial de transformar fundamentalmente tu perspectiva de la vida.