Musica de alta vibracion para meditar

963 hz – despierta el perfecto…

La música tiene una forma mágica de evocar emociones fuertes, de transportarnos a recuerdos específicos, de cambiar nuestra energía y de despertar nuestras almas. En el mejor de los casos, crea una profunda conexión que puede vincular a las personas a nivel espiritual, creando una auténtica unión y comprensión mutua.
La lista de reproducción de esta semana está diseñada para aportar energía positiva a tu vida, desde Willow Smith hasta Electric Light Orchestra. Así que coge tus cristales y despídete de la negatividad. Aquí tienes 12 canciones que aumentarán tu serotonina y te dejarán en la más alta frecuencia.
Passion Pit, “Sleepyhead””Sleepyhead” proviene del EP de debut de Passion Pit de 2009, Chunk of Change. Es casi imposible no elevar tus vibraciones con su melodía psicodélica. Así que baila tu camino de vuelta a finales de los años 2000: Con esta canción, la nostalgia pega fuerte y el ritmo pega más fuerte.
Vampire Weekend, “Diane Young “Cuando vibras con mucha energía, el mundo te lo refleja. Con los potentes tambores y las hipermelodías de Vampire Weekend, estás obligado a experimentar un cambio cósmico.

Música de alta vibración para la abundancia

La frecuencia de sonido curativo 396 Hz tiene efectos beneficiosos sobre el sentimiento de culpa. Esta frecuencia limpia el sentimiento de culpa que a menudo representa uno de los obstáculos básicos para la realización. Las vibraciones de la música te liberan del sentimiento de culpa y del miedo. Esta frecuencia de solfeo también se utiliza para despertar y convertir la pena en alegría.
417 Hz es una de las bellas frecuencias de solfeggio que es conocida por eliminar toda la negatividad dentro de nosotros. Es una frecuencia que puede traer el cambio; marca el inicio de nuevos comienzos en la vida, y es tan poderosa que puede revertir y deshacer sucesos negativos.
La frecuencia Solfeggio de 528Hz, es conocida como la Frecuencia del Amor, el Tono Milagroso, la Frecuencia de la Transformación. Es conocido por sus poderosos efectos de transformación en el cuerpo humano, ya que ayuda a reducir el estrés cortisol armónico en nuestro cuerpo que es seguido por sus efectos beneficiosos de aumento de la cantidad de energía. También ayuda a equilibrar y sintonizar el Chakra del Plexo Solar, lo que ayuda a tener más confianza y autoestima. Cuando combinamos estas 2 poderosas fuentes de sonido y vibración, lo que obtenemos es totalmente milagroso.

Tono milagroso de 528hz

¡Ha llegado el momento de elevar nuestras fuerzas vibratorias! Una vibración es un estado del ser, la atmósfera o la cualidad energética de una persona, lugar, pensamiento o cosa. Gran parte de la lectura de las “vibraciones” es intuitiva: puedes saber la energía de una persona cuando entra en una habitación, por ejemplo.Mientras que algunas personas te atraen, otras hacen que quieras mantener la distancia. Si ves una noticia deprimente y violenta, tienes una sensación de pesadez en las tripas. Si ves a un cachorro acurrucado con un bebé, sientes una calidez interior.

Comentarios

Pero cualquiera que haya intentado meditar, ya sea tumbado en la cama, sentado en una silla o en posición de loto completa, le dirá que no es tan sencillo. Incluso el yogui más ansioso puede sentarse, respirar profundamente, encontrarse relajado y felicitarse por lo bien que va la meditación. Pero entonces, tal vez te concentras en tu respiración e inmediatamente suena en tu mente “Breathe” de Faith Hill (o si no, “Breathe” de Fabolous). Sea como sea, pronto te encontrarás cara a cara con lo que muchos profesores y practicantes denominan “mente de mono”. Saltando, jugando, dando vueltas, haciendo listas de tareas que terminar y correos electrónicos que disparar, llamadas telefónicas que hay que hacer, esa “mente de mono” nos hace darnos cuenta de que calmar la mente moderna no es una tarea sencilla, sino de hecho hercúlea.
“La música tiene encantos para calmar un pecho salvaje”, dice la tan citada frase del dramaturgo William Congreve, pero la música también tiene la capacidad de calmar la mente de mono y permitir que sus oyentes tengan una mayor sensación de calma. Con el aumento del interés por la filosofía oriental y la meditación en Occidente a partir de la década de 1960, la música se utilizó a menudo para transportar a su público a estados de conciencia elevados. Músicos de jazz como John y Alice Coltrane trataron de infundir sensibilidades orientales a la música occidental para conseguir un sonido universal, que a menudo incluía el sitar y la tambura en un entorno de jazz. No fueron los únicos: Músicos como Tony Scott y Paul Horn empezaron a viajar con sus trompas por Oriente, trayendo consigo esas sensibilidades.