Tecnicas de meditacion budista

Técnicas avanzadas de meditación budista

El budismo ofrece una gran variedad de técnicas de meditación que podemos practicar para lograr todo lo que podamos desear: desde el desarrollo de la paz, la eliminación de la ira, el cultivo de la compasión, hasta las meditaciones que nos llevarán a la felicidad y la sabiduría finales y eternas (también conocidas como el logro de la Iluminación en el budismo).
A continuación, he enumerado las técnicas de meditación más comunes que se pueden encontrar en una variedad de escuelas y tradiciones budistas diferentes. No se trata de una lista exhaustiva, pero espero que pueda servir de marco para ayudarte a entender cómo se pueden utilizar estas diferentes meditaciones, y que pueda ayudarte a elegir cuáles te gustaría probar y explorar más a fondo.
A la hora de determinar qué técnica de meditación es la mejor para practicar, creo que todo se reduce a las preferencias personales. A menudo me encuentro utilizando diferentes técnicas dependiendo de mi estado mental actual. Por ejemplo, si mi mente está acelerada con muchos pensamientos, suelo preferir contar mis respiraciones para ayudar a calmarla. Además, si hay una cualidad espiritual concreta que quiero cultivar, me centraré en una meditación diseñada específicamente para aumentarla.

Meditación budista tibetana

La práctica de la meditación puede aportarnos muchas cosas extraordinarias, como la atención plena, la divinidad y la serenidad en nuestra percepción del mundo. También se dice que la práctica actual de la meditación tiene sus raíces en algún lugar del establecimiento del budismo. También se dice que las técnicas de meditación de Buda tienen innumerables variedades para nosotros. Todos los diferentes tipos tienen su significado crítico sobre otros. [Técnicas de Meditación de Buda Tales técnicas pueden energizarnos para mantener nuestra concentración y conciencia elevada durante un período de tiempo más largo. Por lo tanto, es muy esencial conocer las técnicas de meditación de Buda apropiadas para alcanzar la felicidad y la paz mental definitivas. Las tradiciones budistas de meditación son enfoques que fomentan y cultivan la concentración, la perspicacia, la positividad pura y una visión pacífica de la verdadera naturaleza de los objetos. Al realizar una práctica de meditación específica, se descubren los hábitos y actitudes del subconsciente, y esta actividad ofrece la posibilidad de desarrollar nuevas formas de vida con sentido. Estos estados mentales nutritivos y centrados resonarán profundamente en un estado mental tranquilo y energizado a través del trabajo diario y la paciencia. Estas interacciones cambiarán y darán lugar a una nueva percepción de la existencia.

Anapanas…

“En la tradición budista, la palabra ‘meditación’ equivale a una palabra como ‘deporte’ en EE.UU. Es una familia de actividades, no una sola cosa”, dijo el director del laboratorio de neurociencia de la Universidad de Wisconsin, el doctor Richard J. Davidson, a The New York Times. Y las diferentes prácticas de meditación requieren diferentes habilidades mentales.
Es extremadamente difícil para un principiante sentarse durante horas y no pensar en nada o tener una “mente vacía”. Tenemos algunas herramientas, como un DVD de meditación para principiantes o una diadema que detecta el cerebro, para ayudarte en este proceso cuando estás empezando a aprender a meditar de la mejor manera. En general, la forma más fácil de empezar a meditar es concentrarse en la respiración. Un ejemplo de uno de los enfoques más comunes de la meditación es la concentración.
La meditación de concentración implica centrarse en un solo punto. Puede consistir en seguir la respiración, repetir una sola palabra o mantra, mirar fijamente la llama de una vela, escuchar un gong repetitivo o contar las cuentas de un mala. Dado que centrar la mente es un reto, un principiante puede meditar sólo unos minutos y luego ir aumentando la duración.

Qigong

Aunque estas técnicas se utilizan en todas las escuelas budistas, también existe una gran diversidad. En la tradición Theravada, que refleja la evolución del budismo primitivo, las técnicas de meditación se clasifican en samatha (calmar la mente) y vipassana (obtener una visión)[4] El budismo chino y japonés conservó una amplia gama de técnicas de meditación, que se remontan al budismo primitivo, sobre todo el Sarvastivada. En el budismo tibetano, el yoga de la deidad incluye visualizaciones, que preceden a la realización de sunyata (“vacío”)[nota 5].
Los estudios budistas modernos han intentado reconstruir las prácticas de meditación del budismo primitivo presectario, principalmente a través de métodos filológicos y de crítica textual utilizando los primeros textos canónicos[7].
Según el indólogo Johannes Bronkhorst, “las enseñanzas de Buda tal y como se presentan en el canon primitivo contienen una serie de contradicciones”,[8] presentando “una variedad de métodos que no siempre concuerdan entre sí”,[9] conteniendo “puntos de vista y prácticas que a veces se aceptan y a veces se rechazan”[8] Estas contradicciones se deben a la influencia de tradiciones no budistas en el budismo primitivo. Un ejemplo de estos métodos meditativos no budistas que se encuentran en las fuentes primitivas es el esbozado por Bronkhorst: