Tipos de meditacion budista

Vajrayana

Aunque estas técnicas se utilizan en todas las escuelas budistas, también existe una gran diversidad. En la tradición Theravada, que refleja la evolución del budismo primitivo, las técnicas de meditación se clasifican en samatha (calmar la mente) y vipassana (obtener una visión)[nota 4] El budismo chino y japonés conservó una amplia gama de técnicas de meditación, que se remontan al budismo primitivo, sobre todo el Sarvastivada. En el budismo tibetano, el yoga de la deidad incluye visualizaciones, que preceden a la realización de sunyata (“vacío”)[nota 5].
Los estudios budistas modernos han intentado reconstruir las prácticas de meditación del budismo primitivo presectario, principalmente a través de métodos filológicos y de crítica textual utilizando los primeros textos canónicos[7].
Según el indólogo Johannes Bronkhorst, “las enseñanzas de Buda tal y como se presentan en el canon primitivo contienen una serie de contradicciones”,[8] presentando “una variedad de métodos que no siempre concuerdan entre sí”,[9] conteniendo “puntos de vista y prácticas que a veces se aceptan y a veces se rechazan”[8] Estas contradicciones se deben a la influencia de tradiciones no budistas en el budismo primitivo. Un ejemplo de estos métodos meditativos no budistas que se encuentran en las fuentes primitivas es el esbozado por Bronkhorst:

Vipassanā

Barbara O’Brien es una practicante de budismo zen que estudió en el Monasterio de la Montaña Zen. Es autora de “Rethinking Religion” y ha cubierto la religión para The Guardian, Tricycle.org y otros medios.
La meditación budista adopta muchas formas, pero todas ellas son Bhavana. La Bhavana es una disciplina antigua. Se basa en parte en la disciplina del Buda histórico, que vivió hace más de 25 siglos, y en parte en formas de yoga aún más antiguas.
La definición de Walpola Rahula debería distinguir la meditación budista de muchas otras prácticas que se agrupan bajo la palabra inglesa meditación. La meditación budista no consiste principalmente en reducir el estrés, aunque puede hacerlo. Tampoco se trata de “desvanecerse” ni de tener visiones o experiencias extracorporales.
El Dr. Rahula escribió que en el budismo Theravada hay dos formas de meditación. Una es el desarrollo de la concentración mental, llamada samatha (también escrito shamatha) o samadhi. El samatha no es, dijo, una práctica budista y los budistas theravada no la consideran necesaria. Buda desarrolló otra forma de meditación, llamada vipassana o vipashyana, que significa “perspicacia”. Es esta meditación de insight, escribió el Ven. Dr. Rahula en What the Buddha Taught (p. 69), la cultura mental budista. “Es un método analítico basado en la atención plena, la conciencia, la vigilancia, la observación”.

Meditación budista cerca de mí

La meditación implica al cuerpo y a la mente. Para los budistas esto es especialmente importante, ya que quieren evitar lo que denominan “dualidad” y, por lo tanto, su forma de meditar debe incluir el cuerpo y la mente como una sola entidad.
Meditar en grupo -tal vez en un retiro llamado sesshin o en una sala de meditación o zendo- tiene la ventaja de recordar a la persona que forma parte de una comunidad budista más amplia, y de la comunidad más amplia de seres de todas las especies.
David Midgley es director fundador del Centro Budista Jamyang de Leeds. La Dra. Susan Blackmore es profesora de psicología en la Universidad del Oeste de Inglaterra y Bristol. Hablan de las prácticas de meditación con Liz Watson, directora del London Christian Meditation Centre.
Para los budistas, el ámbito de la meditación comprende estados mentales como la calma, la concentración y la unipuntualidad (que comprende las seis fuerzas: audición, ponderación, atención plena, conciencia, esfuerzo e intimidad).
Algunos métodos clásicos de meditación utilizan la propia respiración del meditador. Se sientan y se concentran en su respiración… sin hacer nada para alterar la forma de respirar, sin preocuparse de si lo están haciendo bien o mal, sin pensar siquiera en la respiración; simplemente “siguiendo” la respiración y “haciéndose uno” con la respiración.

Qué técnica de meditación en el budismo utiliza los koans

Aunque estas técnicas se utilizan en todas las escuelas budistas, también existe una gran diversidad. En la tradición Theravada, que refleja los desarrollos del budismo primitivo, las técnicas de meditación se clasifican en samatha (calmar la mente) y vipassana (obtener una visión)[nota 4] El budismo chino y japonés conservó una amplia gama de técnicas de meditación, que se remontan al budismo primitivo, sobre todo el Sarvastivada. En el budismo tibetano, el yoga de la deidad incluye visualizaciones, que preceden a la realización de sunyata (“vacío”)[nota 5].
Los estudios budistas modernos han intentado reconstruir las prácticas de meditación del budismo primitivo presectario, principalmente a través de métodos filológicos y de crítica textual utilizando los primeros textos canónicos[7].
Según el indólogo Johannes Bronkhorst, “las enseñanzas de Buda tal y como se presentan en el canon primitivo contienen una serie de contradicciones”,[8] presentando “una variedad de métodos que no siempre concuerdan entre sí”,[9] conteniendo “puntos de vista y prácticas que a veces se aceptan y a veces se rechazan”[8] Estas contradicciones se deben a la influencia de tradiciones no budistas en el budismo primitivo. Un ejemplo de estos métodos meditativos no budistas que se encuentran en las fuentes primitivas es el esbozado por Bronkhorst: