Yoga embarazo primer trimestre

Pranayama durante el primer trimestre del embarazo

Tenga en cuenta que no ofrecemos reembolsos. Cada evento/curso/formación/apuntado de bienestar tiene su propia política de cancelación específica que aparece en cada página de inscripción. Por favor, tómate el tiempo de leerlas en su totalidad antes de inscribirte.    Cada evento/cita que organizamos es en colaboración con un profesional que centra su carrera independiente en la salud pre y postnatal. Este es su hermoso medio de vida. Por eso tenemos estas políticas. Muchas gracias por su comprensión. Jamie Kalynuik, fundadora de Yoga Mamas

Yoga prenatal suave en el primer trimestre

Tanto si no has practicado yoga ni un solo día en tu vida, como si eres una yogui dedicada a diario, ¡este post es para ti! Ambas tenéis algo maravilloso en común. Estáis recién embarazadas y estáis creando una hermosa vida dentro de vuestro milagroso ser. El yoga es un gran ejercicio durante el embarazo (cuando se modifica por seguridad), ya que alivia el estrés, los dolores y las molestias, te conecta con tu bebé interior y te permite descubrir una nueva fuerza y poder desde dentro. Consulta nuestro post sobre los beneficios del yoga prenatal aquí.
Antes de practicar cualquier tipo de ejercicio, siempre es importante consultar con tu médico para asegurarte de que es seguro tanto para ti como para tu bebé en crecimiento. Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta antes de empezar o continuar con la práctica del yoga durante el primer trimestre. ¿Cómo te sientes? ¿Cuál es tu objetivo con la práctica? ¿Es tu primer embarazo? ¿Cómo es tu embarazo a los ojos de tu médico? Tú y tu médico sois los que mejor conocéis tu cuerpo y tu situación, por lo que es importante que te tomes un poco de tiempo para evaluar qué tipo de yoga y en qué medida es mejor para ti durante este momento tan delicado. Si se considera seguro, el yoga es un gran ejercicio que puedes retomar si no lo has practicado nunca en tu vida durante el embarazo. También es algo que las yoguis experimentadas y dedicadas deberían seguir practicando durante todo el embarazo, especialmente si el yoga alivia el estrés y la ansiedad en tu día a día.

Yoga prenatal en el primer trimestre para principiantes

Mantenerse en forma y saludable (tanto física como mentalmente) desde las primeras etapas del embarazo es importante para el crecimiento y desarrollo saludables del bebé. Cuando se experimentan náuseas matutinas, náuseas y otros síntomas agotadores del embarazo, el ejercicio y el yoga pueden ser de gran ayuda en ese momento. El ejercicio, en particular el yoga, puede mejorar significativamente tu salud mental y física durante el embarazo.
Sí, el yoga puede practicarse con seguridad durante el primer trimestre del embarazo, pero sólo bajo la dirección de un instructor de yoga certificado que sea consciente de tu salud. Hay ciertas asanas y posturas que pueden inhibir el flujo sanguíneo hacia el útero y provocar esguinces o espasmos musculares, por lo que las asanas de yoga deben practicarse con precaución y bajo la dirección de un instructor de yoga. También debes consultar a tu ginecólogo antes de empezar a practicar yoga.
A continuación se indican algunas posturas de yoga que pueden practicarse durante el primer trimestre del embarazo. Aunque se trata de asanas de yoga seguras para el embarazo, te sugerimos que consultes a tu médico antes de empezar a practicarlas.

Yoga durante el embarazo

Si está embarazada y busca formas de relajarse o mantenerse en forma, puede que esté considerando la posibilidad de practicar yoga prenatal. Pero, ¿sabía que el yoga prenatal también puede ayudarla a prepararse para el parto y promover la salud de su bebé?
Al igual que otros tipos de clases de preparación al parto, el yoga prenatal es un enfoque multifacético del ejercicio que fomenta los estiramientos, la concentración mental y la respiración concentrada. Las investigaciones sugieren que el yoga prenatal es seguro y puede tener muchos beneficios para las mujeres embarazadas y sus bebés.
Hay muchos estilos diferentes de yoga, algunos más extenuantes que otros. El yoga prenatal, el hatha yoga y el yoga restaurativo son las mejores opciones para las mujeres embarazadas. Habla con el instructor sobre tu embarazo antes de empezar cualquier otra clase de yoga.
Procura evitar el yoga caliente, que consiste en hacer posturas enérgicas en una sala calentada a altas temperaturas. Por ejemplo, durante la forma de yoga caliente de Bikram, la sala se calienta a aproximadamente 105 F (40 C) y tiene una humedad del 40 por ciento. El yoga caliente puede elevar demasiado la temperatura del cuerpo, causando una condición conocida como hipertermia.