Yoga en casa para relajarse

13:13dormirse rápido yoga para dormir & relajación profunda, principiantes …psychetruthyoutube – 3 oct 2019

Practicar yoga ayuda a reducir el estrés y a relajar el cuerpo y la mente. También te permite concentrarte en tu respiración para ayudarte a equilibrarte, calmarte y relajarte. Además, el yoga ofrece varios otros beneficios que impulsan su salud general.
La práctica regular del yoga ofrece la oportunidad de aquietar la mente, de tomar conciencia del interior del cuerpo y de volver a conectar con la respiración. Incluso una práctica de 10 minutos por la mañana o antes de acostarse proporciona muchos beneficios.
En concreto, el yoga reduce la hormona del estrés, el cortisol, y disminuye la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la glucemia en ayunas y los niveles de colesterol. (4) También ha demostrado ser prometedor para mejorar la función inmunitaria. (5)
Las causas de la ansiedad pueden variar, por lo que lo que ayuda a una persona no siempre funciona para otra. Sin embargo, para muchas personas, realizar movimientos dinámicos que vinculen el cuerpo y la respiración puede ayudar a devolver la conciencia de sus pensamientos al cuerpo y a calmar la mente.
Esto puede hacerse fácilmente en una silla si estás en la oficina. Sólo tienes que inhalar cuando estés sentado en posición vertical y luego doblar el pecho hacia los muslos al exhalar. Cualquier movimiento de plegado hacia delante que acerque el pecho a las piernas ayuda a aquietar la mente y a calmar el cuerpo.

Sukhasana

Todos tenemos estrés. Pero la forma de afrontarlo es una historia completamente diferente. La próxima vez que necesites relajarte después de un largo día, prueba algunas de nuestras inversiones de yoga favoritas, pliegues hacia delante y posturas reclinadas para ayudarte.Esta sencilla serie es adecuada para principiantes y practicantes experimentados. Dedica un tiempo a la secuencia antes de acostarte o practícala en cualquier momento del día: es una forma estupenda de relajar la mente y el cuerpo cuando te sientas tenso.Postura de flexión hacia delante con las piernas anchas (Prasarita Padottanasana)
Cómo: Ponte de pie y abre los pies. Gira los dedos de los pies ligeramente hacia fuera. Gira las caderas y dóblate hacia delante. Lleva las manos a la esterilla justo debajo de los hombros. Afloja las rodillas para liberar la cabeza y el cuello. Suba lentamente hasta la posición de pie.
Cómo: Empiece con el perro mirando hacia abajo. Adelanta el pie derecho para hacer una embestida profunda y deja caer la rodilla izquierda al suelo. Los pies deben estar lo suficientemente separados como para que el pie derecho quede plano. Busque una posición cómoda para los brazos, ya sea con los brazos largos o con los antebrazos sobre un bloque. Mantenga la postura durante 20 respiraciones profundas. Vuelva lentamente a la posición de perro mirando hacia abajo. Cambia de pierna.

Vrikshasana

Haz esto cuatro veces (o más si el tiempo lo permite).Ahora ComienzaCuando entres en cada postura de yoga piensa en tu propio cuidado, en el respeto a ti mismo y en la curiosidad hacia ti y tu experiencia de cada momento. Esto te pondrá en el espacio mental adecuado para los ejercicios.
1. Postura fácil (Sukhasana). Comienza en una posición sentada y cómoda, con las piernas cruzadas. Relaja los pies y deja que la pelvis esté en una posición neutral. Piensa en cómo estás respirando. Siente las sensaciones de tu cuerpo. Siéntese durante un minuto y sienta las sensaciones que se derivan de estar sin prisas, quieto y con conciencia interna.
2. Gira el cuello: Deja que la cabeza caiga hacia el pecho y mueve lentamente la cabeza en un círculo completo hacia la derecha tres veces y luego hacia la izquierda tres veces. Invita a la sensación de dejarse llevar. Vuelve a la postura fácil y levanta la coronilla hacia arriba.
3. Rodar los hombros: Gira los hombros en movimientos circulares hacia delante cuatro veces y luego hacia atrás cuatro veces. Cuando termines, inhala llevando las manos por encima de la cabeza y exhala colocando las manos juntas a la altura del pecho.

Yoga iyengar

La vida cotidiana puede ser muy agitada. Una semana típica puede significar un equilibrio entre el trabajo, la escuela, las citas, la práctica de deportes, los recados, la vida familiar y mucho más. Si estás ocupado con el trabajo, la escuela u otras actividades, puede que sepas lo que es sentirse agotado. Cuando tu día normal se siente tenso y agotador, es el momento de ir a la esterilla de yoga. Sigue leyendo para aprender algunas posturas de yoga que te calmarán y relajarán al final de un largo día.
Las actividades exigentes estimulan el sistema nervioso simpático del cuerpo, que provoca lo que se conoce como la respuesta de “lucha o huida”. Esto pone en pausa las funciones normales del cuerpo (como la digestión), mientras éste se prepara para sobrevivir. El yoga provoca la reacción contraria. Al relajar el cuerpo y la mente se estimula el sistema nervioso parasimpático, también conocido como la respuesta de “descanso y digestión”. Tus órganos internos vuelven a sus funciones normales y tu cuerpo puede volver a rendir al máximo. La práctica regular de posturas de yoga relajantes puede mantener tu cuerpo y tu mente en plena forma.