Yoga en la naturaleza

Citas de yoga

Como me explicó en una conversación reciente, a menudo se aventuraba sola, ya que no era fácil conocer a otras personas que compartieran su pasión. “Siempre estaba sola, así que sentía profundamente que otras personas pudieran sentir ese poder curativo de estar al aire libre y llevar su práctica de yoga al exterior… Cuando vas a un estudio de yoga sabes que estás rodeado de gente que comparte ese terreno común, así que reunir a gente abierta al yoga con el aire libre sería una idea increíble”. Backcountry Yoga nació de un auténtico deseo de compartir su pasión por el aire libre con los demás. “Quería crear una comunidad para la gente que quiere aventura. Tal vez no crecieron saliendo al aire libre, acampando, haciendo senderismo, mochileando. Una vía que les acercara a sí mismos o al aire libre”.

Beneficios del yoga en la naturaleza

No hay duda de que el yoga es bueno para ti, lo hagas donde lo hagas. Sin embargo, practicar yoga al aire libre tiene muchos beneficios adicionales. He aquí algunas ideas sobre cómo disfrutar de la naturaleza y practicar yoga al aire libre.
Los ejercicios de equilibrio forman una parte importante de las secuencias de yoga, y cuando se practica al aire libre, posturas como la Vrksasana (postura del árbol) adquieren un significado especial. Observa los árboles que te rodean y siente su fuerza. Imagina que tus propias raíces se extienden profundamente en el suelo para darte equilibrio. Extiende los brazos hacia el cielo imitando los movimientos de la naturaleza. Si tienes dificultades para mantener el equilibrio, centra tu visión en una flor o en una hoja caída en el suelo y concéntrate en la belleza de esta maravilla natural.
La conciencia de la respiración es una parte esencial de la práctica del yoga. Cada asana y movimiento de transición se realiza siguiendo unos patrones de respiración determinados. ¿Y qué mejor que el aire libre para respirar profunda y vigorosamente el aire limpio y fresco? Siente la conexión entre el yoga y la naturaleza tomándote el tiempo necesario para concentrarte en el ritmo natural de tu respiración y dejar que armonice con las suaves brisas y corrientes de aire de la naturaleza. Con cada exhalación permítete caer más profundamente en tu postura, y libera toda tu energía negativa. Con cada inhalación llena tus pulmones de aire limpio, puro y vivificante.

Yoga al aire libre en casa

Practicar yoga en una aventura al aire libre es una gran manera de “sintonizar” y tener una conciencia más aguda de ti mismo y de tu entorno. Muchas técnicas de yoga te invitan a estar más atento y presente en tus experiencias. Al aquietar la mente y adquirir una actitud más consciente, podrás apreciar mejor la naturaleza que te rodea.
Además, muchas asanas están inspiradas en la naturaleza y tienen un significado simbólico. Tadasana, también conocida como postura de la montaña, nos invita a reflexionar sobre la conexión entre la base simbólica de los pies, que conecta con la tierra, y el pico simbólico de la cabeza, que conecta con el cielo. El Surya namaskar, o saludo al sol, es una famosa secuencia de yoga que se utiliza, como su nombre indica, para saludar al sol.
El yoga implica muchas técnicas de respiración diferentes, llamadas pranayamas, que se utilizan con fines físicos y de meditación. La palabra prana se traduce en realidad como fuerza vital, y los yoguis consideran que la respiración consciente es tan importante (o más) en términos de nutrición como la alimentación. Además, la incorporación de estas técnicas de respiración puede ser útil en caminatas largas y cuesta arriba, y también en altitudes elevadas cuando los niveles de oxígeno disminuyen. Naturalmente, la práctica de estas técnicas en el exterior, en entornos limpios y naturales, especialmente donde se

Yoga en la naturaleza cerca de mí

En las clases de yoga de Kat Tudor, todo comienza como cabría esperar: con una asana de calentamiento. Pero a los 30 minutos, es posible que te encuentres pisando fuerte y tocando un sonajero mientras invocas el poder curativo de elementos naturales como la tierra, el viento y el fuego. Lo que puede hacer que los no iniciados se pregunten: ¿Qué tienen que ver los elementos con el yoga?
Pues resulta que mucho. Las enseñanzas de Tudor se inspiran en lo que ella llama yoga maya, una tradición que aprendió de Miguel Ángel Vergara Calleros, su maestro en Yucatán, México. Con raíces mítico-históricas, su práctica combina el yoga clásico con rituales mayas de hace aproximadamente 700 años, muchos de ellos considerados chamánicos, para canalizar la energía del mundo natural y elevar la conciencia. “En todos los sentidos, el yoga maya está vinculado a lo que los occidentales consideramos yoga”, dice Tudor. “Las palabras son diferentes, pero el yoga maya se dirige a todos los niveles de una persona a través del mantra, el mudra, la respiración, las poses y las historias”.
Para empezar, los elementos pueden relacionarse con los chakras, centros de energía internos asociados a diversos estados de ánimo y dolencias y que las prácticas de yoga pretenden desbloquear o mantener en equilibrio. Por ejemplo, si te sientes sin conexión a tierra, tu chakra raíz o la energía de la tierra dentro de ti puede estar bloqueada. (Ver algunos de los beneficios asociados a cada elemento más abajo.) Pero la conexión yoga-elemento va más allá. La idea de que se puede curar la mente, el cuerpo y el espíritu dominando el equilibrio de las energías sutiles que hay en el interior -energías que llevan las cualidades de los elementos naturales- procede originalmente de la antigua filosofía hindú y de los fundamentos del yoga y el ayurveda, explica el doctor Timothy McCall, editor médico colaborador de Yoga Journal. “Luego, hacia el siglo V a.C., Hipócrates (el padre de la medicina moderna) empezó a hablar de los elementos que existen en nuestro interior… Creo que los griegos probablemente tomaron muchas de sus ideas del Ayurveda”, dice McCall. Más tarde, los colonos llevaron esas ideas hipocráticas de equilibrio mente-cuerpo -su medicina convencional- a las culturas latinoamericanas, posiblemente incluyendo a los mayas, explica.