Postura del guerrero 3

Virasana

Las posturas cercanas a la Virabhadrasana fueron descritas independientemente del yoga en una fuente europea a principios del siglo XX, concretamente en el texto danés de Niels Bukh de 1924 Grundgymnastik eller primitiv gymnastik (conocido en inglés como Primary Gymnastics). [Las posturas de Bukh proceden de una tradición escandinava de gimnasia del siglo XIX que se remonta a Pehr Ling, y “llegaron a la India” a principios del siglo XX[9]. Mark Singleton sugiere que estas posturas de pie fueron probablemente influenciadas por la tradición de la cultura física, incluida la gimnasia al estilo de Bukh, de principios del siglo XX[10].
Una versión del mito de Virabhadra es que el poderoso sacerdote Daksha hizo un gran yagna (sacrificio ritual) pero no invitó a su hija menor Sati y a su marido Shiva, el gobernante supremo del universo. Sati se enteró y decidió ir sola a la yagna. Cuando llegó, Sati entró en una discusión con su padre. Incapaz de soportar sus insultos, hizo un voto a su padre: “Puesto que fuiste tú quien me dio este cuerpo, ya no quiero estar asociada a él”. Se dirigió al fuego y se arrojó dentro. Cuando Shiva se enteró de la muerte de Sati, quedó devastado. Se arrancó un mechón de pelo y lo golpeó contra el suelo, donde se levantó un poderoso guerrero. Shiva llamó a este guerrero Virabhadra y le ordenó que fuera a la yagna y destruyera a Daksha y a todos sus invitados[2].

Supta padangust…

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El Guerrero III añade un reto de equilibrio a la secuencia de posturas de yoga del Guerrero de pie. Te equilibrarás sobre una pierna con el torso, los brazos y la otra pierna en paralelo al suelo. Es una postura energizante que puede ayudarte a desarrollar la fuerza de la parte inferior del cuerpo y del núcleo, pero también la concentración mental. Puedes utilizarla como parte de una secuencia vigorizante de posturas de yoga de pie para tu práctica en casa.
El Guerrero III fortalece las piernas, mejora el equilibrio y fortalece el núcleo. Los músculos de las piernas implicados tanto en la pierna de apoyo como en la elevada incluyen los isquiotibiales y los glúteos en la parte posterior de la pierna y los músculos de la parte delantera y trasera de la pantorrilla. Los músculos de la espalda y los abdominales también se utilizan para apoyar y estabilizar la postura. Los músculos de los hombros se utilizan para mantener los brazos paralelos al suelo. El equilibrio se ve fuertemente desafiado al tener que encontrar el centro de gravedad y ajustar continuamente el apoyo para mantener la postura. El equilibrio y la flexibilidad adquiridos con esta postura pueden ayudarte a lograr una buena postura y a responder a cualquier desafío de equilibrio en la vida diaria. También desarrollará su enfoque mental y su concentración.

Comentarios

El Guerrero III es una postura intermedia de equilibrio en el yoga. Esta postura dinámica de pie crea estabilidad en todo el cuerpo al integrar todos los músculos del núcleo, los brazos y las piernas.
Esta postura, llamada “Virabhadrasana III” en sánscrito, recibe su nombre del guerrero mitológico hindú Virabhadra. Virabhadra, una encarnación alta, oscura y poderosa del dios Shiva, se representa con mil cabezas, mil brazos y mil ojos llameantes. Encarna el poder feroz que se requiere de un guerrero. La práctica de la Virabhadrasana III aumentará tu propio poder al desarrollar la fuerza interior y exterior, la estabilidad y la concentración.
El Guerrero III fortalece toda la parte posterior del cuerpo, incluidos los hombros, los isquiotibiales, las pantorrillas, los tobillos y la espalda. También tonifica y fortalece los músculos abdominales. El Guerrero III mejora el equilibrio, la postura y la coordinación de todo el cuerpo.
Esta postura también mejora la capacidad de concentración, manteniendo la mente calmada ante las dificultades. Aprender a perfeccionar tu atención mientras te mantienes sereno es la clave para descubrir la conexión entre tu mente, tu cuerpo y tu espíritu, el verdadero significado del yoga.

Vrikshasana

El Guerrero III es una postura intermedia de equilibrio en el yoga. Esta postura dinámica de pie crea estabilidad en todo el cuerpo al integrar todos los músculos del núcleo, los brazos y las piernas.
Esta postura, llamada “Virabhadrasana III” en sánscrito, recibe su nombre del guerrero mitológico hindú Virabhadra. Virabhadra, una encarnación alta, oscura y poderosa del dios Shiva, se representa con mil cabezas, mil brazos y mil ojos llameantes. Encarna el poder feroz que se requiere de un guerrero. La práctica de la Virabhadrasana III aumentará tu propio poder al desarrollar la fuerza interior y exterior, la estabilidad y la concentración.
El Guerrero III fortalece toda la parte posterior del cuerpo, incluidos los hombros, los isquiotibiales, las pantorrillas, los tobillos y la espalda. También tonifica y fortalece los músculos abdominales. El Guerrero III mejora el equilibrio, la postura y la coordinación de todo el cuerpo.
Esta postura también mejora la capacidad de concentración, manteniendo la mente calmada ante las dificultades. Aprender a perfeccionar tu atención mientras te mantienes sereno es la clave para descubrir la conexión entre tu mente, tu cuerpo y tu espíritu, el verdadero significado del yoga.