Beneficios del yoga para el cuerpo

5 beneficios del yoga

El yoga, una práctica ancestral y de meditación, se ha hecho cada vez más popular en la ajetreada sociedad actual. Para muchas personas, el yoga supone un retiro de sus caóticas y ajetreadas vidas. Esto es así tanto si se practica la postura del perro mirando hacia abajo en una esterilla en la habitación, como en un ashram en la India o incluso en Times Square de Nueva York. El yoga proporciona muchos otros beneficios mentales y físicos. Algunos de ellos se extienden a la mesa de la cocina.
Hay muchos tipos de yoga. El Hatha (una combinación de muchos estilos) es uno de los más populares. Es un tipo de yoga más físico que una forma quieta y meditativa. El hatha yoga se centra en los pranayamas (ejercicios de control de la respiración). A éstos les siguen una serie de asanas (posturas de yoga), que terminan con savasana (un periodo de descanso).
Los estudios de yoga no suelen tener espejos. Esto se hace para que la gente pueda centrar su atención en su interior y no en el aspecto de la postura -o de la gente que le rodea-. Las encuestas han revelado que las personas que practican yoga son más conscientes de su cuerpo que las que no lo hacen. También estaban más satisfechos y eran menos críticos con su cuerpo. Por estas razones, el yoga se ha convertido en una parte integral en el tratamiento de los trastornos alimentarios y en los programas que promueven una imagen corporal positiva y la autoestima.

Beneficios emocionales del yoga

Si eres un apasionado del yoga, probablemente habrás notado sus beneficios. Quizá duermas mejor, te resfríes menos o simplemente te sientes más relajado y a gusto. Pero si alguna vez ha intentado hablar a un novato sobre los beneficios del yoga, es posible que explicaciones como “aumenta el flujo de prana” o “hace subir la energía por la columna vertebral” caigan en oídos sordos o escépticos.
Lo cierto es que la ciencia occidental está empezando a dar algunas pistas concretas sobre cómo funciona el yoga para mejorar la salud, curar los dolores y mantener a raya las enfermedades. Una vez que las entiendas, tendrás aún más motivación para pisar tu esterilla, y probablemente no te sentirás tan trabado la próxima vez que alguien te pregunte por qué pasas tiempo en tu esterilla.
Yo mismo he experimentado el poder curativo del yoga de una manera muy real. Semanas antes de un viaje a la India en 2002 para investigar la terapia del yoga, se me adormeció y hormigueó la mano derecha. Después de considerar primero cosas aterradoras como un tumor cerebral y la esclerosis múltiple, descubrí que la causa de los síntomas era el síndrome de la salida torácica, un bloqueo nervioso en mi cuello y pecho.

Beneficios inesperados del yoga

Soy un yogui. También soy un escéptico. A veces me pregunto si ambas cosas pueden ir juntas. Me estremezco cada vez que un instructor afirma que estoy “exprimiendo las toxinas” de mis órganos con una postura de torsión, por ejemplo. Sin embargo, después de ocho años, sigo volviendo. Después del yoga, me siento más tranquila y más consciente de mi cuerpo, y esto se filtra en todo lo que hago: cómo trabajo y me relaciono con los demás, cómo como y duermo.
El yoga es probablemente tan bueno para la salud como muchas otras formas de ejercicio. Pero parece especialmente prometedor para mejorar el dolor lumbar y, sobre todo, para reducir la inflamación del cuerpo, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades. El yoga también parece mejorar la “conciencia corporal”, es decir, el sentido de lo que ocurre en el interior de las personas.
No se sabe si algunas formas de yoga son mejores que otras, si el yoga debe prescribirse a las personas para diversas condiciones de salud, y cómo se compara el yoga con otras formas de ejercicio para un buen número de resultados de salud específicos. Tampoco hay buenas pruebas que respalden muchos de los supuestos beneficios del yoga para la salud, como la eliminación de toxinas y la estimulación de la digestión.

10 beneficios del yoga

Si hoy has hecho la postura del “perro hacia abajo”, probablemente te sientas más relajado. Independientemente de tu nivel de experiencia en yoga, si lo practicas con regularidad, puedes sentirte mejor de pies a cabeza.
El yoga ofrece beneficios para la salud física y mental de personas de todas las edades. Y, si estás pasando por una enfermedad, recuperándote de una cirugía o viviendo con una condición crónica, el yoga puede convertirse en una parte integral de tu tratamiento y potencialmente acelerar la curación.
Un terapeuta de yoga puede trabajar con los pacientes y elaborar planes individualizados que colaboren con sus terapias médicas y quirúrgicas. De esta manera, el yoga puede apoyar el proceso de curación y ayudar a la persona a experimentar los síntomas con más centrado y menos angustia.
El yoga es tan bueno como los estiramientos básicos para aliviar el dolor y mejorar la movilidad de las personas con dolor lumbar. El Colegio Americano de Médicos recomienda el yoga como tratamiento de primera línea para la lumbalgia crónica.
Póngase a cuatro patas, colocando las palmas de las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Primero, inhala y deja que tu estómago baje hacia el suelo. A continuación, exhala mientras llevas el ombligo hacia la columna vertebral, arqueando la columna como un gato que se estira.